La pregunta de muchos líderes es ¿Cómo logro tener una empresa exitosa? A lo largo de mi experiencia profesional de más de 30 años he podido identificar tres elementos claves y los he usado para llevar las empresas al éxito.

 

Confianza

Voy a comenzar con la confianza como ese elemento clave en el éxito y sugiero que lo vean bajo tres focos: al interior de la empresa, sus clientes y los accionistas.

  • La confianza dentro de la compañía es sin lugar a dudas, un aspecto sumamente importante y se materializa o es visible cuando tu confías en las personas de tu equipo y ellos confían en ti, llegará el momento que tú puedes estar seguro que ellos van a dar lo mejor de sí para convertir la empresa en la mejor.
  • La confianza de tus clientes: lo que hay que hacer es darles el mejor servicio, el que ellos están esperando y no el que tú te imaginaste que ellos querían y entre los dos puede existir una gran diferencia. Es un compromiso de la mano con los clientes para que al final puedas obtener su confianza y fidelidad.
  • La confianza de tus accionistas la lograrás cuando puedas interpretar sus sueños y puedas ser capaz de darles tu toque personal para mejorarlos y llevarlos a la realidad.

 

Simplicidad

Si puedes hacer las cosas simples en las empresas y en tu trabajo serás exitoso, porque muchas veces nos dejamos llevar por procesos complicados, cuando lo que realmente necesitamos es entender la complejidad del mundo de los negocios y tener la valentía de llevarlos a procesos simples de tal manera que al interior de las empresas cada trabajador los entienda y pueda implementarlos muy fácilmente para así lograr los objetivos. Causa un gran daño a las empresas cuando ante la complejidad respondemos con más complejidad, lo que bloquea el desarrollo de las empresas.

 

Velocidad

Hoy, el mundo de los negocios es para quien pueda brindar servicios con mucha rapidez, claro, con excelente calidad. Comprometerse con la velocidad implica que los líderes y los equipos de trabajo de las compañías tomen las decisiones para hacerlo y si están acompañados o soportados en la simplicidad y confianza, podrás cada día alejarte de tus competidores y ellos no podrán seguir tu ritmo.

 

Entonces, puedes comprometerte como líder a confiar, a ser simple y que integralmente la empresa se mueva con una velocidad que te llevará al éxito y a tus competidores les será imposible alcanzarte.